Tag Archives: Postparto

Inicio Posts Tagged as “Postparto”
contactar

Cuándo contactar a un profesional de la salud durante el embarazo y postparto

No Comments

En todo embarazo, tenemos una serie de consultas con el médico y/o con la matron/a para hacer un seguimiento y asegurarse de que todo está bien. Esto garantiza un cuidado adecuado para cada caso en particular, tanto para la mamá como para su bebé/s. Sin embargo; después de cada consulta vuelves a casa, y hasta unos días o semanas (e incluso meses en algunos casos) después no vuelves a ver a ningún profesional de la salud. Seguramente que estés tranquila; pero siempre en el fondo sentimos una pequeña preocupación porque queremos que todo salga bien y que nuestro bebé esté sano y feliz. De ahí la razón de este post.

 

Es importante que no pasemos el embarazo preocupadas ni angustiosas; si no que disfrutemos de él. Pero también es verdad que a veces; las cosas pueden torcerse y dejar de ir por el camino que deberían. Por esta razón, es importante tener un entendimiento básico de qué cosas son las que no debemos pasar por alto y contactar con un profesional de la salud para una revisión extra o simplemente para obtener un buen consejo basada en evidencia científica actualizada. Aquí os lo dejo todo punto por punto:

 

  1. Si sientes al bebé moverse menos de lo normal: Alrededor de la semana 26 (y digo alrededor porque depende de cada embarazo) sentirás al bebé moverse y empezarás a conocer sus hábitos. Es decir; cada bebé tiene un patrón. Por ejemplo: Un bebé se mueve mucho por la noche y al medio día y suele estár más tranquilito por la mañana y por la tarde. Si un día sientes que esa noche ha estado muy tranquilo y durante todo el día casi no se ha movido; entonces tómate algo azucarado y frío y túmbate en el sofá o en la cama en posición lateral izquierdo y espera a ver qué pasa en las próximas dos horas. Intenta estar relajada; porque a veces, si hemos tenido un día en casa o en el trabajo de mucho estrés no nos damos cuenta de los movimientos del bebé. Si durante esas dos horas ves que el bebé se mueve entonces puedes estar tranquila. Sin embargo, si ves que no se mueve o que practicamente no se ha movido entonces contacta con tu profesional de la salud para que monitoricen al bebé y puedan confirmar de que todo está bien.
  2. Si presentas sangrado vaginal: Aunque a veces un pequeño sangrado al principio del embarazo puede ser común, nunca lo catalogamos como normal y es aconsejable que acudas al hospital para una revisión. Pero ante todo tranquila, no siempre significa que pasa algo pero sí es recomendado una monitorización. Durante el puerperio, es normal tener una regla abundante, pero si tienes un sangrado  fuerte y muy abundante o si tienes que cambiarte de compresas más a menudo que cada dos horas porque la compresa está llena, entonces acude al hospital.
  3. Si tienes malestar general: Si te encuentras mal; con fiebre o demasiado cansada (ya sea durante el embarazo o durante el puerperio) acude a tu medico. Sentirse más cansada de lo normal durante el embarazo es normal; sin embargo, a veces puede deberse a unos niveles bajos de hierro o a una infección, por ello cuando sientas que este cansancio es muy significativo y/o tienes fiebre o escalofríos acude a tu medico para que te hagan una valoración y puedan darte el tratamiento que necesites en el caso de que sea necesario.
  4. Si tienes vómitos continuos de tal manera que no puedas mantener comida ni fluídos por unas horas: Tener náuseas durante el embarazo es completamente normal, aunque no todo el mundo tiene! No obstante, a veces ocurre lo que se conoce como ‘hiperémesis gravídica’. Consiste en tener vómitos intensos y persistentes que pueden llevar a deshidratación y pérdida de peso. En ese caso; acude directamente al hospital.
  5. Si rompes aguas: Se considera ‘normal’ romper aguas a partir de la semana 37 de embarazo. Sin embargo, esto puede ocurrir en cualquier semana de gestación o puede pasar que nunca ocurre (ya que el bebé puede nacer dentro del saco amniótico aunque esto pasa muy poco). El embarazo corre mayor riesgo cuando rompes aguas antes de las 37 semanas (ya que se considera que el bebé aún es prematuro). No obstante, en cualquiera de los casos se aconseja que acudas al hospital o contactes con tu profesional de la salud para que valoren toda la situación en general y os den el cuidado que necesitéis.
  6. Si crees que estás de parto: Se considera normal que te pongas de parto a partir de la semana 37 de gestación. En ese caso, es importante que acudas al hospital cuando tengas al menos 1 contracción cada 3 minutos y que cada contracción dure entre 40-60’’. En el caso de que estés menos de 37 semanas, es menos probable pero puede ocurrir que empieces con contracciones. En ese caso, no esperes a que estas contracciones incrementen, acude directamente al hospital.
aromaterapia

Aromaterapia durante el embarazo, parto, y postparto

No Comments

¿Conocías la aromaterapia? La aromaterapia consiste en la utilización de unas gotitas de aceitas esenciales diluídos en un aceite de base (como aceite de almendra, avellana etc…)

 

¿Para qué lo puedes usar durante el…

 

… embarazo? Para:

  • Calmar las náuseas
  • Insomnio
  • La congestion nasal (o sinusitis)
  • Prevenir el baby blues
  • El estreñimiento
  • Dolor de cabeza
  • El estrés y el miedo
  • Prevenir las estrías
  • Aliviar la inflamación de tobillos, manos y muñecas
  • Realizar el masaje perineal (disminuir probabilidades de desgarros)

 

… parto?

 Durante el parto; la aromaterapia se aplica con el objetivo de favorecer el bienestar físico y emocional de la madre  siempre y cuando no se presente ningún tipo de complicación. La aromaterapia durante el parto ayuda a:

 

  • Aumentar las contracciones
  • Ayuda con el dolor
  • Ayudar a relajarte
  • Estimular la circulación
  • Aporta un olor agradable

 

… postparto?

El uso de los aceites esenciales son ideales para el periodo postparto no sólo por sus propiedades antibióticas y antisépticas sino también por sus efectos relajantes y motivadores emocional y psicológicamente.  Te pueden ayudar a:

 

  • Relajarte
  • Prevenir el ‘baby blues’
  • Cicatrizar y evitar infecciones en el caso de desgarro/episiotomía

 

 

Antes de usar aromaterapia:

 Es muy importante que te informes bien antes de usar cualquier aceite esencial; pide asesoramiento a tu profesional de la salud (farmacéuticos, matronas, medicos..etc). Cada aceite esencial produce diferentes efectos sobre el organismo; por ello es importante hacer una valoración de tu situación clínica antes de recomendarte la utilización de cualquier aceite. Además; hay ciertos aceites que no están recomendados durante el embarazo o sólo se recomiendan a partir de cierta semana de gestación.

 

A la hora de elegir los aceites esenciales, evita aquellos que tenga un olor que te resulte desagradable ya que esto puede hacer que aumenten tus náuseas.

 

 

Modo de uso

La forma más común de usar la aromaterapia es en masajes; pero no es la única. Los diferentes tipos de aplicación pueden ser:

 

  • Masajes
  • En el baño
  • En el ambiente (difusores)
  • En compresas frías o calientes para aplicarlo en la zona afectada
  • En modo de spray o cremas ya preparados

 

 

¿A tí cuál te gusta más?

piel con piel

Beneficios de la técnica ‘Piel con piel’

No Comments

 

Tal y como la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda; “el niño debe colocarse en contacto con la piel de su madre inmediatamente después del parto, durante al menos una hora, y debe alentarse a las madres, ofreciéndoles ayuda si es necesario, a reconocer los signos que indican que está preparado para comenzar a tomar el pecho” (Abril, 2019)

 

Con el objetivo de humanizar los cuidados centrados en la maternidad, muchos hospitales ofrecen la técnica piel con piel con tu bebé inmediatamente tras el parto (salvo en el caso de alguna complicación) y durante tu estadía en el hospital tras su nacimiento

 

¿Sabías por qué?

 

Tras varios estudios se ha demostrado que:

 

– Esta técnica mejora notablemente sus constantes vitales

– Ayuda al recién nacido a regular su frecuencia cardíaca, temperatura y el nivel de azúcar

– Tu bebé se siente más tranquil@ y segur@

– Favorece la lactancia materna y el buen agarre

– Y además, es favorable para su desarrollo neurológico, psicológico y sobretodo emocional, ya que se refuerza un vínculo madre/padre-hijo

 

En contacto piel con piel, los bebés están más relajados , llora menos, disminuyendo el nivel de hormonas de estrés. Se encuentra seguro, estableciendo rápidamente el vínculoentre madre e hijo “el apego”, lo que a la larga le supondrá que el bebé reciba una mayor estabilidad emocional.

 

¿Qué es exactamente?

Como su nombre indica, consiste en colocar al bebé en el momento del nacimiento sobre la piel de su madre o padre. La barriguita del bebé tiene que estar en contacto con la barriguita de su papá o mamá y la carita de lado de tal manera que pueda respirar sin problema. Se cubre al bebé por encima con una toalla o una mantita y se coloca el gorro.

 

Y los padres; ¿Tienen algún beneficio?

¡Pues claro que si!En el momento del parto, el estar piel con piel ayuda a la madre crear un fuerte vínculo con su bebé. Además, mejora la respuesta de los padres ante situaciones de estrés, disminuye su sensación de ansiedad.

Si vas a dar el biberón al bebé también se aconseja realizar piel con piel. Pero si has decidido dar el pecho, esta técnica estimula la produccion de leche; y estimula al bebé a engancharse al pecho. Además, la la lactancia materna produce hormonas que ayudan a contraer el útero, lo que ayuda a disminuir/prevenir las hemorragias después del parto.

 

¿Se puede hacer cuando el recién nacido es prematuro?


¡Por supuesto! En este caso, será valorado por tu médico y/o matrona y ellos te indicarán en qué momento es el mejor para ello y te ayudarán a realizar esta técnica. El recién nacido se puede obtener muchos beneficios ya que:

  • La posición vertical del niño ayuda a regular la respiración.
  • Favorece el tránsito con lo cual disminuyen los episodios de reflujo gastroesofágico (vómitos) y facilita una mejor digestión.
  • Disminuye la actividad motora y muscular.
  • Fortalece el sistema inmunitario, disminuyen las infecciones hospitalarias.
  • Reduce la estancia hospitalaria.
  • Ayuda a regural su temperatura ya que le proporciona calor corporal a través del contacto piel con piel.
  • Favorece el vínculo madre/padre-hijo.
  • Facilita la lactancia materna.
  • Este contacto se puede hacer mientras el niño está en el hospital y se puede mantener tras el alta precoz al menos hasta la fecha probable de parto, siendo aconsejable durante el primer año de vida.
  • Ayuda a los padres a vincularse con su hijo y les reafirma en su papel de padres.

 

¿Y tú, hiciste piel con piel cuando tuviste a tu bebé o estás pensando en hacerlo? ¡Buen finde a tod@s!

 

#Bettertogether #Madremia #Pielconpiel #cuidatubebé #cuidadohumanizado #partorespetado #Elmilagrodesermamá #Elpoderdelanaturaleza #OMS #Consejosactualizados #Evidencebasedcare

Cambioscuerpo

Cambios en tu cuerpo después del parto

No Comments

El postparto es un momento lleno de cambios tanto físicos, mentales como emocionales. Tu cuerpo sufre nuevos cambios; las hormonas juegan su papel y puede que las emociones te desborden, estás cansada de todo el proceso del parto pero además el cuidado del bebé resulta agotador y apenas duermes unas horas. A veces resulta fácil, otras, no tanto. Por esta razón; no es tán difícil caer en una depresión post-parto. Incluso puede que no te sientas tan feliz como esperabas por tener un bebé y eso te haga sentir culpable y aún peor emocionalmente.

 

No podemos prepararnos para absolutamente todos los posibles casos, sin embargo, en este post menciono los cambios más comunes que suelen ocurrir. Siempre está bien que hables con alguien sobre su experiencia o leas cosas relacionadas con el postparto/parto/embarazo, pero recuerda que cada mujer, cada cuerpo es diferente, y que también depende del tipo de parto y del desarrollo del embarazo.

 

Cambios emocionales

  • ¿Eres una bomba hormonal? : Tras el parto se produce una alteración hormonal que hace que te sientas hipersensible y llores por cualquier cosa. Tranquila, esto es normal. No te preocupes, esto pasará porque es temporal.
  • Cansancio: No sólo debido a todo el esfuerzo que supone el parto en sí si no al cuidado del bebé.

 

Cambios Físicos:

  • Exceso de sudoración: Muchas mujeres notan que sudan más de lo normal. Esto se debe a que durante el embarazo se produce un aumento de agua en los tejidos que es eliminada durante las primeras semanas de puerperio a través de la orina y el sudor. Por ello, no te olvides de reponer líquidos para mantenerte hidratada.
  • Reducción de la barriga: La barriga tarda unos días en reducirse. Es decir, tras haber dado a luz, sigues teniendo una barriga como de 5-6 meses de embarazo y sin un bebé dentro! No te asustes, con la ayuda de los entuertos (contracciones postparto) la barriga irá volviendo a su sitio poco a poco en aproximadamente una semana. Sin embargo, puede que notes flacidez en el abdomen, esto se tarda un poco más en mejorarlo y a veces no desaparece del todo. Depende de diversos factores, entre otros, la cantidad de peso que hayas aumentado durante el embarazo, tu genetica y el ejercicio.
  • Línea alba: Depende de cada mujer pero por lo general suele tardar unos meses en desaparecer o atenuarse.
  • Manchas en la piel: Si has sufrido de cloasma gestacional durante el embarazo, estas manchas irán desapareciendo pero tardarán al menos unos meses.
  • Estrías: Suelen aparecer en el abdomen, los pechos y/o las caderas. Después del parto se volverán progresivamente más claras.
  • Cambios en los pechos: Aunque el cuerpo y especialmente los pechos se han estado preparando para la llegada del bebé, es después del parto cuando tiene lugar la subida de la leche. Aparece cierta inflamación y aumentan de volumen con la lactancia. Además puede que también notes cambios en los pezones y areolas, no sólo de tamaño sino también de coloración.
  • El pelo: A veces, 3-5 meses postparto se produce una caída importante de cabello (el conocico ‘efluvio telógeno’). Alrededor de un año después de dar a luz, volvemos a nuestro volumen y ritmo de crecimiento anterior.
  • Uñas: Al igual que el pelo las uñas tambien sufren debido a la alteración hormonal. Puede que notes que tras el nacimiendo del bebé las uñas se debilitan por capas y se quiebran fácilmente.
  • Bajada de peso: Notarás una rápida bajada de peso debido a que en pocas horas el útero pesa la midad, eliminas liquidos retenidos, el volumen de circulacion sanguínea desciende, se elimina la placenta, el líquido amniótico, el bebó ya no esta dentro….todo esto hace que podamos perder del tirón 4-5 kg aproximadamente. Un mes después el útero ha vuelto a su tamaño y peso normal, pero seguramente no estemos en nuestro peso anterior. Una dieta equilibrada y ejercicio adecuado es necesario para perder los kilos de más.

 

 

‘Este no es mi cuerpo’: esto es lo que sienten muchas mujeres al mirarse al espejo tras dar a luz e incluso mucho tiempo después.

 

El postparto inmediato dura 5-6 semanas (8-9 semanas si ha sido cesárea) (dato aproximado ya que depende de la situación particular de cada mujer). Pero para que el cuerpo vuelva a ser lo que era en cuanto a equilibrio hormonal, físico y anatómico, 6 meses aproximadamente.

 

No te compares con nadie. Date tiempo, y si puedes intenta disfrutar del proceso porque tal vez la mujer que veas en el espejo no sera la de antes si no una mucho mejor y mas real, y no precisamente por tu aspecto.

 

 

PNdep

Depresión postparto

No Comments

 

¿Sabías que las mujeres que han tenido un bebé experimentan…

 

 –      ‘Baby blues’ hasta el 80% de las mujeres

 –       La ‘depresión postparto’ alrededor del 20%

 –       La ‘psicosis postparto’ alrededor de 1 de cada 500 mujeres

 

El ‘National Institute of Mental Health’ (NIMH) (Instituto Nacional de Salud Mental) es la principal agencia federal de investigación sobre la salud mental.

De acuerdo con su artículo sobre la depresión; actualizado en Febrero del 2018; la depresión es una alteración del estado anímico bastante común y de importante relevancia. La depresión causa diversos síntomas que afectan a cómo te sientes, cómo piensas y a cómo llevar las actividades de la vida diaria como el dormir, comer o trabajar. Para diagnosticar una depresión postparto, los síntomas tienen que estar presentes por lo menos durante dos semanas. Existen varias formas de depresión, pero en este post vamos a mencionar aquellas que están directamente relacionadas con la maternidad: El baby blues, la depresión postparto  y psicosis postparto.

 

 –   El ‘baby blues’ consiste en una alteración anímica con síntomas leves de depresión y ansiedad que desaparecen en las primeras semanas después del parto. No se considera una depresión como tal ya que es una forma muy leve de depresión. También es conocida como ‘tristeza postparto’. Ocurre en el 80% de las mujeres tras haber dado a luz y suele desaparecer entre las dos primeras semanas después del parto. No obstante, a veces lo síntomas pueden perdurar y/o agravarse dando lugar a una depresión postparto.

 

 –   La depresión postparto es más severa que el conocido ‘Baby blues’. Las mujeres que sufren depresión después del parto experimentan una depresión mayor en toda regla durante o después del embarazo. Los sentimientos de extrema tristeza, ansiedad y agotamiento que acompaña a la depresión postparto hace más difícil la tarea de cuidar de sus bebés y de ellas mismas; de ahí la importancia en pedir ayuda tanto profesional como de la gente que te rodea.

 

 –   La psicosis postparto ocurre cuando una persona tiene síntomas severos de depresión además de algunos síntomas de psicosis, como falsas creencias fijas inquietantes (ilusiones) o cuando escuchan o ven cosas perturbadoras que otros no pueden escuchar/oir (alucinaciones). Los síntomas psicóticos típicos tienen; por lo general; un tema depresivo, como las ilusiones de culpa, pobreza o enfermedad.

 

Signos y síntomas

 

Si has estado experimentando alguno de los siguientes signos y síntomas la mayor parte del día, casi todos los días, por al menos dos semanas, puede que estés sufriendo una depresión postparto:

 

  • Tristeza, anxiedad o un vacío persistente en tu estado anímico
  • Sentimiendos de desesperanza o pesimismo
  • Irritabilidad
  • Sentimientos de culpa, inutilidad o de que nada merece la pena
  • Pérdida de interés o placer en los hobbies y actividades que te solían gustar
  • Menos energía o cansancio
  • Tus movimientos o el habla se vuelven más lentos
  • Te sientes inquieta o tienes problemas para sentarte quietq/tranquila
  • Dificultad para concentrarte, recordar o tomar decisiones
  • Dificultad para dormir, levantarte pronto por las mañanas o quedarse dormida
  • Cambios en el apetito y/o el peso
  • Pensamientos de muerte o suicidio, o intentos suicidas
  • Molestias o dolor, dolores de cabeza, calambres o problemas digestivos sin una causa física clara y / o que no se responden a ningún tratamiento específico para ello

     

    No todo el mundo que está deprimido experimenta todos los síntomas. Algunas personas experimentan solo unos pocos síntomas mientras que otras experimentan muchos. Los síntomas severos persistentes que aparecen junto a estados anímicos bajos; necesitan un diagnóstico, y sin embargo otras personas con tan solo unos pocos síntomas, pero más angustiosos, puede que se beneficien del tratamiento para la depresión. La severidad y la frecuencia de síntomas y su duración; dependerán de la situación de cada individuo.

     

    Factores de riesgo

     

    Las investigaciones indican que la depresión es causada por una combinación genética, biológica, ambiental y factores psicológicos. La depresión puede suceder a cualquier edad, pero amenudo comienda en la edad adulta. Algunos factores de riesgo son:

    • Historia personal o familiar de depresión
    • Cambios importantes en tu vida, trauma o estrés
    • Ciertas enfermedades físicas y/o medicamentos

    Aparte del tratamiento médico : Cosas que puedes hacer

     

    Estos son unos consejos que pueden ayudarte a tí o a tu pareja durante el tratamiento para la depresión:

     

    • Intenta mantenerte activa y hacer ejercicio
    • Establece metas realistas para tí
    • Intenta pasar tiempo con otras personas y confiar en un amig@ de confianza o en algún familiar
    • Intenta no aislarte y dejar a los demás que te ayuden
    • Espera a que tu estado anímico mejore gradualmente, no inmediatamente
    • Intenta postponer decisiones importantes como casarte o divorciarte o cambiar de trabajo hasta que te sientas mejor. Habla sobre estas decisiones con otras personas que conozcas bien y que puedan aportar una visión más objetiva de tu situación
    • Continúa entendiendo y leyendo sobre la depresión

     

    successfulBF

    Consejos para una lactancia exitosa

    No Comments

    ¿Pensabas que la lactancia materna era fácil? ¿Estás teniendo problemas para que el bebé coma bien del pecho? ¿Aún no has tenido el bebé pero estás pensando en darle el pecho? Si es así, esto te interesa.

     

    En la publicación del miércoles (31/07/2019) del Facebook e Instagram (@mmadremia.es) os hablé de una regla nemotécnica muy útil que utilizamos en el Reino Unido para no olvidarnos de los pasos importantes para conseguir un enganche óptimo del bebé al pecho. Pero también, remarqué que la lactancia materna depende de muchas cosas, no solo de tí si no también de tu círculo social y de tu bebé. A continuación os voy a dar unos consejos básicos para ayudaros a conseguir establecer la lactancia materna.

     

    1 Antes de empezar, tenemos que reconocer las señales del bebé que indica que tiene hambre. No siempre pasa, pero lo ideal sería no esperar a que el bebé llore desesperadamente para darle de comer. Hay otras muchas señales como cuando el bebé se chupa la manita, abre la boca y empieza a buscar el pecho… etc Si el bebé ya está llorando, recordad mantener la calma y hacer las cosas despacio y bien. Cuando nuestro bebé llora nos ponemos nervios@s y a veces, nos olvidamos de las cosas más esenciales y hacemos las cosas mal por hacerlo rápido.

     

    2 Una vez confirmas que tu bebé tiene hambre, piensa en una posición en la que tú estés cómoda y que sepas que a tu bebé también le gusta. (Si aún no has dado el pecho no te preocupes, hay mil posiciones y es cuestión de probar hasta saber cuál es la que más os gusta).

     

    3 Conseguir un buen enganche. ¿Cómo reconocemos un buen enganche? Mediante la regla nemotécnica CHIN:

    C: Close to mum = cerca de mamá

    H: Head free = La cabeza libre que permita movimiento

    I: In line = En línea con el cuerpo de mamá

    N: Nose to nipple = La nariz al pezón

    Esto significa que tienes que asegurarte de que el bebé esté cercano a tí y en línea, es decir, su tripita contra la tuya y su cabeza mirando a tu cuerpo; sujetando la cabeza de tal manera que le permitas movimientos hacia atrás. Y a continuación apuntas la nariz del bebé a tu pezón, NUNCA directamente a la boca. De esta manera estimulas que el bebé abra la boca lo máximo posible y en ese momento es cuando acercas aún más al bebé hacia tí para conseguir un buen enganche. Si el bebé no abre bien la boca, se enganchará únicamente al pezón y entonces comenzarán todos los problemas de un mal enganche

     

    4 Lleva a cabo el ‘Responsive Feeding’. Da de comer a tu bebé hasta que se sacie. Asegúrate de dar de de ambos pechos. No necesariamente tienes que darle los dos pechos en cada toma, pero sí alternarlos si no es en la misma toma entonces entre toma y toma. Esto se recomienda para evitar problemas con los pechos como sucede con la mastitis.

     

    5 Si la lactancia materna te está resultando muy dolorosa, el bebé no duerme bien después de las tomas o no está haciendo las cantidades mínimas normales de caquita y/o pis; pide ayuda profesional.